Pasos para mantener el orden en casa durante todo el dia

Pasos para mantener el orden en casa durante todo el dia

Trucos para mantener la organización en casa
Si dedicaste todo un día a limpiar y organizar la casa, también dedica tiempo para mantenerlo

Trucos para mantener la organización en casa
La clave para ser ordenado es crear un rutina donde cada cosa que uses luego lo guardes. Aquí tienes una extensa guia para tener en cuenta

Guía para mantener el orden de la casa todo el día

Dedicaste todo un día a limpiar y organizar la casa. Ha quedado todo impecable, tanto que ni siquiera quieres sentarte para no desacomodar las sillas. Pero no se trata de conservarla en una cajita de cristal, sino de aplicar, de ahora en adelante, simples trucos y acciones concretas que te ayudarán a mantener esta impecable organización que has logrado con tanto esfuerzo.

Ordenando desde el despertar y hasta salir de casa

Te despiertas y sales de la cama. Abre bien las sábanas para ventilarlas mientras haces tu rutina de higiene matinal. Al volver al dormitorio, estira la sábana y arma la cama, sólo te llevará unos segundos y quedará fresca e impecable para la noche. Al quitarte la pijama, déjala debajo de la almohada o estirada sobre la cama, para luego vestirte.

Prepara tu desayuno y, luego de tomarlo, lava los elementos y guarda lo que debas guardar: tira las miguillas del tostador y guárdalo, lava la taza y la cuchara, guarda la azucarera en la alacena. Acomoda la mesa y las sillas, y ya puedes salir de casa dejando todo impecable.

Cómo mantener el orden al volver a casa

No dejes tus cosas por cualquier sitio: lleva tu maleta al escritorio, cuelga tu abrigo en el armario, cámbiate de ropa y ponte algo cómodo, y no salgas de la habitación hasta no haber guardado tu ropa de trabajo en el closet. Puedes dejar el calzado fuera, para ventilarlo, pero debes recordar guardarlo antes de ir a dormir.

Leer  Errores comunes que te hacen perder tiempo en los proyectos

Al cocinar, coloca todos los elementos e ingredientes sobre la mesada y, conforme vayas usándolos y desocupándolos, déjalos dentro de la batea. Si puedes, lávalos conforme los desocupes. Si la preparación es algo más exigente, lava todo cuando metas la comida al horno. Después de comer levanta la mesa, lava los platos, y déjalos escurriendo mientras pasa el lampazo en el piso y acomodas la mesa. Disfruta de tu tiempo de relajación viendo la TV o compartiendo en familia y, antes de irte a dormir, guarda lo que lavaste y que ya se ha secado. Si usaste la lavaplatos, guarda lo lavado.

Mientras te preparas para dormir, repasa tus pendientes para el día siguiente. Si quieres, prepara tu ropa para mañana. Luego de tu rutina de higiene nocturna, repasa el sanitario, seca lo húmedo, cuelga la toalla para que se seque, y lleva lo sucio al cesto del lavado.

Orden en cualquier momento

El cesto de la basura es tu aliado. Cuando revises la correspondencia organiza lo que hay por pagar en su sitio, guarda lo importante, y bota lo demás. Tira los periódicos viejos, los papeles que ya no uses, y fundamentalmente, deshazte de lo que se haya roto y no tenga reparación.

Si algo se derrama, límpialo de inmediato. Evitarás que se fije y que debas esforzarte más luego. Si se ha soltado un botón en tu ropa, cóselo de inmediato. Si un repasador se ensució, o luego de limpiar el enchastre, enjuaga el elemento y llévalo al lavadero. Y recuerda luego de utilizar cualquier cosa que uses, de guardarlo en su sitio. Son tareas simples, no te tomarán más que unos segundos, y te permitirán mantener el orden y la limpieza en tu hogar.

Te gusto esta nota?
Total: 0 - Promedio: 0]

Deja un comentario