Una agenda para organizar la limpieza del hogar

Una agenda para organizar la limpieza del hogar

Planifica la limpieza del hogar
No dejes que la limpieza de tu hogar se convierta en un enemigo diario. Planifica una agenda y haz un poco cada día

Planifica la limpieza del hogar
Limpiar la casa será más tedioso si dejas que la suciedad se acumule. Mejor planifica una agenda para mantener limpio cada rincón y así la tarea sera más simple.

Cómo planificar la limpieza de casa

No dejes que la limpieza de tu hogar se convierta en un enemigo diario. Dejar las superficies acumulando polvillo hasta que ya no tengamos otra opción más que limpiarlo es una mala idea, si buscas tener un hogar bien administrado y siempre impecable. Por otro lado, hacer horas de limpieza diaria te dejaría agotado, y no es una manera organizada de vivir. Por eso, hoy te proponemos crear tu agenda de limpieza en el hogar, para que la organización de todas tus actividades sea tu principal aliada.

Analiza cada rincón  a limpiar

En tu hogar, debes conocer el campo antes de ararlo: fíjate qué limpieza y actividad requiere cada habitación, nota cuántos vidrios debes limpiar y con qué regularidad puedes hacerlo, y organízate para mantener siempre impecables las zonas familiares (la cocina, la recámaras y el sanitario, por ejemplo), cuáles pueden recibir limpiezas menos regulares (el estudio, la sala, el cuarto de lavado), y cuáles requieren de algo menos de atención (el garaje, la habitación del fondo, el ático, el sótano).

Así podrás armar tu agenda sabiendo qué tareas deben atenderse a diario, cuáles una vez por semana, y cuáles una vez por mes, y dónde. Vale decir: hay habitaciones y estancias que puedes atender sólo una vez por mes, manteniendo un orden regular, y también hay actividades que puedes distanciar más, liberando más tiempo para las tareas diarias, como la higiene de ciertas áreas o el orden general al terminar el día.

Agenda de trabajos a la medida

Si tienes que atender tu hogar, tu familia, tu trabajo y más, seguro que no querrás fregar los pisos cada día, aunque te guste tener la casa limpia. Por eso, arma tu agenda de limpieza a la medida, de acuerdo a tus posibilidades y a lo que quieras en tu casa:

– Una vez por día, o cada dos días, asegúrate de higienizar y desinfectar las zonas que lo requieran, como la cocina (encimera y cocina, al menos), el refrigerador, el sanitario y otras.

Leer  Pasos para organizar un encuentro de citas express

– Cada día o cada dos días, limpia, ordena y deja en perfectas condiciones las recámaras y las salas comunes. Esto incluye la limpieza de pisos, camas, armarios y otros, sin demasiado esfuerzo: ya que lo haces tan regularmente, no habrá ni demasiada suciedad ni demasiado desorden por atender.

– Una vez por semana, haz una limpieza profunda de los pisos de toda la casa. Así, a lo largo de la semana podrás sólo mantener la limpieza con lampazos, trapos secos o aspiradora, mucho más fácil y en menos tiempo.

– Una vez por semana aspira las alfombras. Las mantendrás higienizadas y seguras, y verás que en verdad no es necesario hacerlo con más regularidad que esto.

– Una vez por mes, quizás cada dos meses, dependiendo de las condiciones de tu vivienda y familia, lava las cortinas y fundas o tapizados retirables del hogar. Los tendrás siempre impecables, y no te demorarás más que unas horas de una tarde para hacerlo, si te organizas y trabajas en tandas.

– Una vez por mes, limpia los vidrios, por dentro y por fuera. Realmente (y salvo que haya situaciones particulares) no necesitas limpiarlos con más regularidad que eso, y al hacerlo una vez por mes notará que es más fácil dejarlos impecables.

– Cada 3 meses, vacía mueves y roperos, organiza su contenido, bota lo que no sirva, regala lo que no uses, y vuelve a guardar todo limpio y en orden. Te sorprenderás de ver cuántas cosas inútiles guardamos sólo por costumbre y, al hacerlo regularmente, no se acumulará demasiada suciedad, tendrás más espacio libre y un hogar mucho más ordenado.

Son pasos simples que, aunque te parezcan demasiado separados, verás que no hay necesidad de hacerlos con más frecuencia. Sólo con algo de planificación y de mantenimiento tu hogar estará siempre bien presentado, higiénico y agradable, y tú tendrás más tiempo libre para dedicarle a tus demás actividades.

Te gusto esta nota?
Total: 0 - Promedio: 0]

Deja un comentario