¿Qué es y cómo se organiza una fiesta de damas de honor?

¿Qué es y cómo se organiza una fiesta de damas de honor?

Organiza una fiesta de damas de honor
En la fiesta de damas de honor, sólo se debe cumplir la pauta de respetar este tiempo de intimidad y relajación

Organiza una fiesta de damas de honor
La fiesta de damas de honor es una nueva tendencia. Se trata de pasar un momento especial con las mejore amigas de la novia. Descubre cómo organizarla.

¿Qué es la fiesta de las damas de honor?

Cuando se aproxima una boda y pensamos en los eventos relacionados, automáticamente pensamos en las celebraciones de despedida de sotera y de soltero. Pero hay algo más que puedes sumar a tu lista, un evento muy especial que te permitirá agradecer a tus amigas más cercanas: una fiesta de damas de honor, tendencia que está ganando cada vez más atención en las futuras novias que quieren que sus bodas sean en verdad especiales.

Se trata de un encuentro entre mujeres o, mejor dicho, entre la futura novia y sus damas de honor (y caballeros de honor también, si los hubiera). Es un momento especial de comunión en el que las damas se relajan, y se preparan para el gran día con terapias y tratamientos de todo tipo. Por eso, la fiesta de las damas de honor suele realizarse justo el día previo a la fecha más importante de la boda, ya sea la ceremonia civil, la celebración, o la ceremonia religiosa.

La persona que organiza la fiesta de las damas de honor suele ser la futura novia, aunque también puede encargarse de ello la madre de la novia, alguna de sus hermanas, la madrina de la unión, la futura suegra o la mejor amiga. Sólo se debe cumplir la pauta de respetar este tiempo de intimidad y relajación: en esta celebración no se admiten invitadas por compromiso o quienes pongan incómodas a las personas más cercanas emocionalmente a la futura novia.

Cómo organizar una fiesta de damas de honor

Como vimos, lo mejor es hacerla el día previo a la gran fecha. Comunica el día cuanto antes a todas las damas de honor y a las mujeres cercanas a la futura novia (si no fueras tú), para asegurar la asistencia.

Define el sitio donde se celebrará. Contrariamente a otro tipo de celebraciones, la fiesta de las damas de honor tiene su mejor escenario en tu propia casa, o en la casa de alguna de las asistentes. Debe ser un sitio más bien espacioso y con pocas interrupciones, así que prefiere el hogar de quien no tenga niños, mascotas ruidosas, y que pueda disponer de él por varias horas, sin apuros ni interrupciones.

Planifica las actividades principales cuanto antes, de modo de poder hacer las contrataciones pertinentes. Estas incluyen, normalmente, a personal de estética, como estilistas que realicen cortes, tinturas y tratamientos de brillo, nutrición y otros en sus melenas, encargadas de hacer tareas de manicura y pedicura, masajistas profesionales, y esteticistas que hagan tratamientos faciales y corporales. La idea de esta celebración es pasar un momento grato y relajante, lejos de los nervios de la planificación de la boda: no pueden faltar las tinas calientes para los pies y los masajes descontracturantes.

Además de las actividades relajantes, pueden dedicar la tarde a hacer los bouquets que llevarán, y los buttoniers de los caballeros. También se pueden dar los detalles finales a ciertos ítems de la celebración, como la decoración de los menús, la creación de los centros de mesa, y otras actividades que sean divertidas y para nada estresantes.

Con respecto a la comida y la bebida, guíate por el menú típico de un brunch, sea la hora que fuere la de la celebración. Debe haber infusiones, bebidas frías y aguas saborizadas para desintoxicar el cuerpo y propiciar la relajación. Sin embargo, algunas novias prefieres acompañar estas fiestas con champaña y otras bebidas con alcohol. Te recomendamos evitarlo, pues es fácil beber de más y llegar con mala cara al gran día. Las comidas, por su parte, deben ser bocadillos de estilo finger food, frutas frescas, por supuesto que chocolates diversos, y quizás algunos bocadillos calientes, como pequeños sándwiches de queso fundido.

Finalmente, lo más habitual es que todos los gastos corran por cuenta de la futura novia, o de quien haya organizado y convoque en esta celebración. Pero eso dependerá de cada caso, pues cuando el dinero se hace escaso es normal que la fiesta para las damas de honor se pague entre todas, con la idea de poder disfrutar de este momento especial.

Te gusto esta nota?
Total: 0 - Promedio: 0]
Más en esta categoría:

Deja un comentario