Cómo usar cajones para organiza el garaje

Cómo usar cajones para organiza el garaje

Organiza el garaje con cajones
Cajones y cajoneras, aliados para la organización del garaje

Organiza el garaje con cajones
El garaje es un sitio donde solemos colocar de todo, y organizarlo requiere de trabajo. Con cajones será más fácil.

Cajones para organizar el garaje

El garaje y la despensa son los sitios que más requieren de orden en el hogar. Allí tenemos, por lo general, desde las herramientas hasta los elementos de jardinería, junto con viejos libros, limpiadores y objetos de limpieza, botellas para reciclar, elementos de manualidades, pinturas… la lista es casi interminable. Por ello, hoy aprenderemos una manera creativa y entretenida, además de económica y ambientalista, de ordenar el garaje, darle un estilo particular, y tener todo siempre a la mano.

¿Qué cajones usar?

Una vez más utilizaremos nuestros grandes aliados en el orden y la decoración natural: viejos cajones. Puedes usar plásticos, de tamaños más bien pequeños, aunque lo ideal sería los de madera, esos que se utilizan para transportar las manzanas y otras frutas.

Los demás materiales que necesitas son bastante económicos y fáciles de conseguir: tirafondos, tornillos, o ganchos de pared (de los que son macho y hembra), fijaciones Fisher, taladro de pared con una mecha adecuada, y papel de lija.

Finalmente, necesitas un rotulador o pintura de color más bien oscuro, y una plancha de formato de letras, que posea caladas las formas de las letras y que facilite así el trabajo. Si no consigues de estas planchuelas, puedes imprimir en una hoja las letras en papel adhesivo o en papel común, que luego fijarás a una cartulina para dar firmeza, y recortarlas con cutter. Así podrás tener las letras en el tamaño que prefieras, y con el formato que más te guste.

Leer  Claves para elegir el mejor boutonniere según tu estilo

Preparación y organización

Lo primero es ordenar el garaje, aunque sea una tarea algo tediosa. Pero esto te permitirá algo importante: deshacerte de aquello que ya no quieras conservar y, también, ir separando por “tema” los elementos que sí vayas a conservar. Por ejemplo: deja en una mesa, bien separados, los elementos de jardinería, los de limpieza, las pinturas, los de artesanías, las botellas, las latas, los envases plásticos, y todo lo que tengas.

Este paso es importante, pues de este modo sabremos con qué palabras debemos rotular luego las cajas, que prepararemos lijándolas y determinando su sitio de colocación en la pared, presentándola, midiendo con un nivel de burbuja, y luego colocando los tacos, ganchos o tornillos en la pared.

Ya lijadas y limpias las cajas, escribe o pinta el título en cuestión, y recubre el interior del cajón con papel kraft, papel madera, papel blanco, de empapelar, e incluso con telas algo gruesas, para evitar suciedades y derrames. Ya tituladas las cajas, puedes barnizarlas si prefieres, o también pintarlas de un color que te guste y que vaya con la decoración o estilo del garaje.

Finalmente, ya seco el barniz o la pintura, si hubieses usado, amura los cajones a la pared dejando el rótulo hacia el frente. Así tendrás todos tus elementos bien presentados, prolijos, en buena guarda y siempre a la mano, dejando una enorme cantidad de espacio libre en el garaje y manteniendo el hogar en impecable estado, siempre.

Te gusto esta nota?
Total: 0 - Promedio: 0]

Deja un comentario