El valor de tener menos para ser más organizado

El valor de tener menos para ser más organizado

Menos cosas para un mayor orden
Cuantas menos cosas hay en casa, más fácil es organizarlas

Menos cosas para un mayor orden
Mientras mas objetos acumulemos en casa, mas difícil será mantener el orden. Descubre el valor del minimalismo para ser ordenado

Mayor orden, el beneficio de tener menos

Cuando tienes un hogar, una oficina o un ambiente atiborrado de todo tipo de objetos, seguro que mantener el orden puede ser cosa complicada. Pues es un precepto bastante simple: cuantas menos cosas hay, más fácil es organizarlas. La propuesta de hoy es dar prioridad al disfrute de cada uno de nuestros objetos, en lugar de acumularlos sólo para mantenerlos por todos lados. Menos cosas, menos desorden.

Menos orden con muchas cosas

Tenemos porque acumulamos, es tan simple como eso. Solemos guardar elementos para recordar momentos y personas, cuando estos recuerdos viven sólo en nuestra mente. Así, cuantas más cosas tenemos, más fácil es que olvidemos su valor. No necesitas tener cuatro tipos de batidor de alambre, sino uno bueno; no necesitas sietes versiones diferentes de figurillas decorativas, sino las que te hagan sentir bien, y que te remonten a ese momento especial.

Al tener menos cosas en nuestra vida podemos mantener el orden de los ambientes, pero también tenemos en orden nuestros sentimientos y pensamientos. Es más fácil concentrarnos en un ambiente ordenado, libre, dejando espacio para que circule la energía. Pero hacemos lo contrario: ni bien notamos una estantería libre la atiborramos de libros, decoraciones, recuerdos, gafas, llaves y todo tipo de elementos.

Leer  Varias ideas y consejos para ayudarte a encontrar el regalo adecuado para un evento.

Más orden con menos cosas

Si nos proponemos tener menos, no sólo haremos más lugar y viviremos con más calma, sino que también necesitaremos menos tiempo para hacer el aseo y organizar nuestros bienes. Además, evitaremos el costo de la compra de nuevos elementos sin función ni valor. Ahorrarás mientras mejoras el aspecto de tus ambientes, y esa es una idea genial.

Vivir en un ambiente minimalista, o con menos elementos decorativos, permite que te relajes más y mejor. Cuando tus muros lucen sólo una o dos fotografías, puedes apreciarlas mejor; cuando tu mesa está libre de objetos puedes utilizarla sin la necesidad de tener primero que dedicar una hora a su organización. Tendrás más ganas de ponerte en actividad cuando no necesites hacer una enorme tarea de orden previa, y podrás cumplir mejor con tus quehaceres y obligaciones.

También podrás destinar mejor tus espacios, teniendo todo a la mano siempre. No sólo ahorrarás el tiempo en su limpieza, sino también lo que inviertes en buscar tus pertenencias de entre un montón de decoraciones sin demasiado valor.

La recomendación para ser ordenado entonces, es bastante fácil de adivinar. Mantén sólo lo que necesites, lo que te sirva para algo, y quita del medio aquello que sólo ocupe lugar. Tu vida, con más orden, será mucho más placentera.

Te gusto esta nota?
Total: 0 - Promedio: 0]

Deja un comentario