Cómo aprovechar cualquier espacio del hogar para guardar objetos

Cómo aprovechar cualquier espacio del hogar para guardar objetos

Más espacio para guardar cosas
Si los cajones que tienes no te alcanzan, con un poco de ingenio puedes encontrar orden y lugar para todo

Más espacio para guardar cosas
Suele ocurrir que a veces quieres ordenar, pero no tienes lugar dónde poner tantas cosas. Aquí algunas ideas para ampliar los espacios de guarda.

Nuevos lugares para guardar cosas

Cada cambio de temporada nos damos cuenta de que hay un montón de cosas que guardar y no tenemos dónde ponerlas. Generalmente, los objetos los movemos todos los días de un lugar a otro y nunca tienen un lugar definido, pero con un poco de ingenio podemos encontrar orden y lugar para todo.

Por ejemplo, si dentro del ropero no tienes espacio para guardar la ropa de la temporada anterior, invierte un poco de dinero comprando bolsas que cierran al vacío, cajas plásticas o anaqueles para instalar en la pared, y hacer que el ropero tenga un piso más para guardar todas las cosas que no se usarán hasta el año siguiente.

Más espacio de guarda en el baño

También puedes hacer lo mismo en el baño, colocando un anaquel ancho y largo cerca del techo donde, en cajas plásticas para que no se arruinen, podrás guardar las toallas, elemento de higiene y otras cosas que no encuentres otro lugar donde ponerlas. Si no te gusta que queden a la vista, puedes conseguir una cortina del mismo color que la que usas en el baño (o que combine con la mampara) para tapar el anaquel.

Un pasillo es el sitio ideal para hacer lo mismo. Si te las ingenias puedes hasta instalarle puertas corredizas, no son muy complejas de colocar. Usa todo el largo del pasillo para instalar anaqueles. Así te harás gran cantidad de espacio.

Leer  Todos los detalles a tener en cuenta para planificar una jornada recreativa en tu escuela

Todo cabe en el dormitorio

En los dormitorios quedan muy bonitos los arcones o baúles apostados a los pies de la cama, incluso puedes ponerles un almohadón encima y convertirlos en asientos, dentro de los cuales guardarás desde zapatos hasta frazadas… todo lo que se te ocurra.

Busca la forma en la que puedes optimizar los espacios tirando o regalando los objetos que no utilizas y que guardas por no tirar. Si no tienen un lugar propio, entonces no tienen porque estar.

Recuerda que mantener ordenado es cuestión de hábito e insistencia, de no dejar las cosas en cualquier lado con la excusa de que las ordenas luego.?

Te gusto esta nota?
Total: 0 - Promedio: 0]

Deja un comentario