Consejos para organizar una cena con invitados

Consejos para organizar una cena con invitados

Cómo ser anfitriones y disfrutar de la velada
Verifica que tengas manteles limpios y vajilla del mismo juego para todos

Cómo ser anfitriones y disfrutar de la velada
Ser anfitriones implica dar lo mejor de nosotros para que los invitados disfruten la velada, pero nosotros también debemos pasarla bien. Si nos organizamos podremos hacerlo.

Preparativos para ser anfitriones en una cena

Una vez que sabemos que van a venir a comer a casa, la hora y la cantidad de personas que serán, es momento de empezar verificando que tenemos manteles limpios, vajilla del mismo juego que alcance para todos, vasos o copas (dependiendo de la formalidad que le daremos), cubiertos y algo que oficie de centro de mesa, si queremos decorarla.

 

Pensar en el menú

Ya sabemos que tenemos dónde servir todo, podemos ahora pensar en el menú. Revisaremos las recetas, y si invitamos a comer, por lo menos una de las comidas o el postre tiene que estar hecho por nosotros… o al menos parecerlo.

 

Con respecto al menú, el secreto es no servir todos platillos cargados o todos livianos, sino que podemos balancear, por ejemplo, el plato principal con carnes, pastas o cremas con un postre de frutas frescas, casi sin agregados; o un platillo principal liviano como pescados, patatas y ensaladas, con un postre de chocolate, helado y cremas.

 

Para beber, el vino siempre es bienvenido, pero también procura tener agua, gaseosa o zumos para los que prefieran. Elegir el vino no es tan complejo: Tinto para carnes rojas, rosado para aves y blanco para pescado, mientras que para el postre podemos servir un vino espumante, uno dulce o algún licor, si el postre es a base de chocolate blanco.

 

Cómo organizarte si eres anfitriona

Para que puedas disfrutar de la comida con tus invitados, prepara con antelación un carrito de servicio en el que puedas llevar los platos servidos o la bandeja para servir en la mesa, esto también depende de la formalidad que le des a la comida.

El menú que elijas tiene que ser uno que puedas tener listo y no necesite muchos retoques de último momento, lo mismo el postre, que si se puede, tienes que tener listo la noche anterior.


Con respecto a la casa, limpia y acomoda todo un día antes, cosa de no estar cansada el día de la comida.

A último momento, solo tendrás que poner la mesa, arreglar un poco la casa y prepararte para la llegada de los invitados.

 

Haz una lista para no olvidar detalles

Una lista es la mejor forma de no olvidar detalles. Escribe absolutamente todo lo que tienes que hacer para la cena: comprar los ingredientes, algún elemento que te falte, si vas a hacer regalos a tus invitados, si vas a mostrar videos o fotos, si van jugar, etc. Anota todo así como se te ocurre y luego ordena la lista por prioridad.

Te gusto esta nota?
Total: 0 - Promedio: 0]
Más en esta categoría:

Deja un comentario