Consejos para organizar un día de campo para toda la familia

Consejos para organizar un día de campo para toda la familia

Cómo planificar un día de campo familiar
Aunque el día esté soleado, prepara un bolso con una muda de ropa para todos

Cómo planificar un día de campo familiar
Nada mejor que disfrutar del aire libre en familia. Aquí tienes una lista de tareas que te ayudarán a organizar un día de campo familiar

Tips para un día de campo familiar

Los días de campo son una verdadera delicia. Salimos de la casa, olvidamos las pantallas y el zumbido de las luces artificiales, y vamos a reconectarnos con el entorno, a respirar el aire puro, a asolearnos y a jugar en familia. Prepara un día de campo sensacional con todo lujo y sólo minutos de planificación, con estos consejos que tenemos para darte.

La vestimenta y los elementos

Comienza por planificar la vestimenta de un día de campo para ti y para tus hijos pequeños. Indica a los demás que vistan cómodos, con ropa que puedan ensuciar. Aunque el día esté soleado, prepara un bolso con una muda de ropa (por si hubiera incidentes, suciedades, el agua de un arroyo u otro) y lleva un abrigo extra para cada miembro de la familia. Nunca está de más prevenir, pues en caso de necesitarlo, conocerás muy bien el valor de planificarlo por adelantado.

Luego, lleva una manta grande que pueda servir como mantel. Si alguien tuviera problemas de espalda, de rodillas y demás, prepara banquetas o cojines gruesos para hacer de asiento en el día de picnic. Finalmente, ten listas gorras, gafas para el sol y protector solar con factor no menor a 30. Un extra que siempre debes recordar es papel tissue: puede hacer las veces de pañuelo, servilleta, mantel individual y, claro, también papel sanitario. Una crema repelente de mosquitos y otros insectos pueden ser útil, al igual que una loción para picaduras, por las dudas. Luego, unas toallitas desinfectantes o toallitas húmedas serán una buena idea para la hora de higienizar las manos y la cara para comer.

Comida y bebida

Prepara comidas que puedan comerse con las manos en un día de campo. Los sándwiches son una idea genial, pues pueden consumirse fríos, armarse al gusto de cada quien, y además son fáciles de llevar para un día de campo. En contenedores plásticos o bolsas con cierre a presión podrás albergar tomates cortados en rodajas, huevos cocidos picados, rodajas de cebolla desflemada, milanesas o carnes en tajadas finas, quesos, fiambres, hojas de lechuga lavadas y escurridas, y todo lo que quieras. Los condimentos pueden llevarse en sus botellas o pouches con tapa de cierre a rosca, sin ensuciar. Y ya tienes un menú completo para cada paladar y sus gustos.

Las bebidas deben ser simples y refrescantes. Antes que un refresco artificial lleno de azúcares, prepara jugos naturales y llévalos con hielo en termos o botellas térmicas. Algunos vasos plásticos, livianos y a prueba de golpes y roturas, cabrán fácilmente en tu canasta o en tu bolso de comidas y bebidas. Para lo más grandes puedes llevar una bebida más fuerte, pero siempre la mejor idea es tomar agua, jugos y bebidas frescas para cuando estamos al sol.

Finalmente, no te olvides de los dulces. Pueden ser golosinas, comerciales o caseras, o bien un bizcochuelo simple y esponjoso que le devuelva la energía a quienes están correteando al sol. Puedes llevarlo cortado dentro de un contenedor plástico, y un pote de dulce de leche o de alguna crema dulce aparte, por si alguien quiere complementar su postre con estas delicias.

¡Y que pasen un feliz día de campo!

Te gusto esta nota?
Total: 0 - Promedio: 0]
Más en esta categoría:

Deja un comentario