Ideas para organizar un brunch

Ideas para organizar un brunch

Cómo planificar un brunch
El brunch es la combinación perfecta entre el desayuno y el almuerzo

Cómo planificar un brunch
Aprende cómo preparar un brunch con todo detalle, para que la improvisación se convierta en cosa del pasado.

¿Qué es un brunch?

¡Ah, la maravilla el brunch!. A menudo reservado para los fines de semana, esta combinación perfecta entre el desayuno y el almuerzo es el toque de lujo que abre el descanso luego de una larga semana laboral.

Su nombre proviene de la combinación de dos vocablos de la lengua inglesa: “breakfast” (desayuno) y “lunch» (almuerzo). Como su nombre lo indica, es la combinación entre estas dos comidas principales, que nos permite sentarnos en una mesa a disfrutar las delicias de pastelería, cafetería y frutas frescas de un buen desayuno, con los aperitivos livianos y hasta algún que otro cóctel propios de las comidas del mediodía.

Para planificarlo debes “salir de la caja” de lo convencional. Si sueles almorzar una ensalada completa, no consideres servir un platón de hojas y ya. Para organizar un brunch original y especial, piensa en porciones individuales, en una suerte de cocina fusión de lo mejor de ambos mundos.

Cómo organizar un brunch completo

Puedes hacerlo para una, dos o más personas. Para evitar las complicaciones y aprovecharlo como la relajación de la semana, planifica con tiempo para hacer las compras necesarias, y preparar las delicias con algo de anticipación. Así, cuando te sientes a disfrutarlo, no estarás completamente cansado por haberlo “cocinado” en esa misma mañana.

Hay algunos platillos que sí deben ser elaborados casi sobre el momento, como las macedonias y las frutas frescas, las ensaladas y rellenos con vegetales, los batidos y las bebidas. Otras, en cambio, pueden prepararse con anticipación, sea más temprano en esa mañana o el día anterior, como las crepas (panquecas, panqueques), las tarteletas cocidas, los comestibles de panificado y bollería, los dips y algunos más.

¿Qué servir en un brunch?

Prepara la vajilla desde la noche anterior: mantel, servilletas, vasos, copas, y platos pequeños, dos por comensal, para que los sabores dulces y los salados no se mezclen. Asegúrate de incluir cuchillos de cortar, de untar, y cucharillas. Acompaña con opciones para todo: tazas para té o café, vasos para bebidas, y copas para cocteles, siempre livianos, como mimosas o batidos de frutas con un toque de vodka o ron blanco, sólo para dar un detalle especial al brunch.

Deja todo lo que puedas listo en la cocina, para no estar con apuros el día siguiente. Lava las frutas y vegetales, y déjalos secar para poder pelarlos y cortarlos la mañana siguiente (deja también los cuchillos, tablas, licuadoras, procesadoras y todo lo que vaya a necesitar, ya listo en la encimera). Prepara las masas cocidas, las salsas y los dips, y déjalos en la encimera cubiertos o en el refrigerador, según lo que fuera apropiado.

Algunas buenas opciones sobre las comidas para el brunch incluyen:

  • Sándwiches miniatura con fiambres, embutidos y cremas
  • Ensalada de huevo y ensaladas de hojas verdes servidas en pequeñas tarteletas
  • Canapés dulces y salados
  • Frutas frescas cortadas en cubos
  • Crepas rellenas con quesos y con frutas o mermeladas
  • Tostadas y bruschetas con diversos toppings
  • Batidos, licuados o smoothies
  • Bizcochuelos o pasteles simples
  • Bollos (bagels, donuts, scons y otros)
  • Tartas saladas (quiche, tartas de cebolla, tartelets de cangrejo y más)
  • Bombones y bocaditos dulces

Sólo toma tus platillos favoritos de cada una de las comidas y sírvelos en porciones pequeñas, para que cada invitado pueda probarlos a todos, sin llenarse demasiado con sólo una alternativa. Luego, sólo siéntate a disfrutar de tu brunch, y dale comienzo al fin de semana con esta mesa dulce y salada tan especial.

Te gusto esta nota?
Total: 0 - Promedio: 0]
Más en esta categoría:

Deja un comentario