Escenario, personajes, vestimenta y todos los detalles para organizar una feria medieval

Escenario, personajes, vestimenta y todos los detalles para organizar una feria medieval

Cómo organizar una feria medieval
Si habrá guerreros en la fiesta, procura generar dos bandos diferenciados por colores para la infaltable batalla medieval

Cómo organizar una feria medieval
La feria medieval es una temática ideal para organizar en un evento escolar o un evento social importante.

Cómo organizar una fiesta temática estilo medieval

Las princesas, los caballeros, los hechiceros y los juglares son personajes queridos y reconocidos por todos. Organizar una feria medieval puede ser la excusa perfecta tanto para un evento escolar como para celebrar un cumpleaños especial.

Lo que necesitas sí o sí para que crear una feria medieval, son los siguientes elementos:

Ambiente y decoración

Como primera medida, un lugar adecuado. Un castillo de fondo será lo ideal, y si en tu tierra no hay ningún castillo que haga las veces de medieval o que realmente lo sea, puedes también elegir de fondo una antigua iglesia o disponer en un predio al aire libre diferentes jaimas o carpas, puestos donde se representarán los diferentes oficios y situaciones de la vida medieval.

    También trata de contar con caballos, burros, carruajes y carros para transportar gente y productos.

    Para la decoración: Banderolas, escudos de armas (que cada puestero puede idear, especialmente según su oficio o participación) estandartes, vajilla de barro o arcilla, flores secas, marionetas, juegos y muebles de madera, relojes de arena o agua, monedas doradas o plateadas, velas y antorchas para la iluminación. Nada que tenga que ver con el siglo XIX o XX, menos XXI… la única excepción son los baños químicos o sanitarios transportables.

    Menú
    El menú para la comida puede ser piernas de cordero, cerdo o vaca al asador, verduras crudas o asadas siempre al fuego natural, nunca con gas.

    Disfraces y ropa de la época medieval

    A cada invitado deberás pedirle que venga vestido para la ocasión con ropas como de la época, y a los que se animen, que venga caracterizados especialmente como:
    Alquimistas: para ellos tendrás el puesto con esencias y aceites y perfumes
    Guerreros: con espada y escudo. Procura generar dos bandos diferenciados por colores para la infaltable “batalla medieval”
    Príncipes, princesas y cortesanos: para ellos puedes tener listas coronas de flores o de color dorado, decoradas con piedras de colores. Incluso cada uno puede representar a los bandos para la guerra.
    Gente del pueblo: Los que no quieran participar especialmente caracterizando a un personaje.

      Granjeros, panaderos y cocineros: Que además se encargarán de hacer la comida y repartirlos entre la gente.
      Juglares, magos, adivinadores y malabaristas: Quienes recorrerán la feria divirtiendo a todos los participantes, mostrando sus habilidades y recibiendo a cambio alguna moneda o comida.

        Lo más divertido será generar toda una historia que puedes contar en la invitación… en las lejanas tierras de Albanolia se casan la princesa Luisina y el príncipe Godofredo, pero sus padres no están muy felices y seguramente habrá una pequeña batalla… ¿triunfará el amor?…

        Te gusto esta nota?
        Total: 0 - Promedio: 0]

        Deja un comentario