Ventajas e ideas para organizar un taller de team building

Ventajas e ideas para organizar un taller de team building

Cómo organizar un taller de team building
Una actividad común de team building es organizar competencias de equipos entre los empleados para ganar un premio mayor

Cómo organizar un taller de team building
Con las actividades de team building, los empleados conocen la importancia del trabajo en equipo. Veamos algunas ideas y cómo organizar estas jornadas.

Consejos para hacer un taller de team building

Si buscas afianzar las relaciones socio-laborales de los empleados de la organización, crear mayor pertenencia y formar un mejor y más productivo ambiente de trabajo, entonces las palabras mágicas son “team building”. Estos vocablos en inglés, acogidos en el mundo entero, definen el fortalecimiento de los equipos y colegas del trabajo para crear relaciones más fuertes, unidas, y una sensación muy superior respecto del trabajo en equipo como medio para cumplir objetivos y lograr el bien común.

Hay muchísimas maneras de hacer team building. No sólo los encuentros casuales en las tiendas pueden formar este concepto de unificación: es la entidad la que debe encargarse de organizar eventos y situaciones entretenidas para que, mediante tareas específicas y competiciones saludables, esta sensación beneficial de pertenencia y equipo de trabajo prospere a lo largo del año.

Actividades que fomentan el team building

Debes pensar en actividades que ofrezcan un momento de distensión, o el cumplimiento de objetivos en conjunto con una gratificación, que puede ser un premio, bonos o incentivos. La idea es instalar en la mente del plantel el concepto de equipo de trabajo. Si bien las reuniones sociales, como los días de campo o las comidas distendidas, logran crear lazos más fuertes entre el personal, lo cierto es que lo que debes buscar en los eventos de team building es la coparticipación, el trabajo conjunto.

La motivación principal proviene de un concepto simple: la división de trabajos multiplica los resultados. Cuando los empleados comprenden, de mano propia, que cuando un equipo trabaja en conjunto, el bien común se intensifica y se cumplen más y mejores resultados. Así, un evento de team building puede dividir al personal en grupos de trabajo, que pueden competir realizando labores o actividades lúdicas. La idea no es precisamente buscar a un “ganador”, sino afianzar la unión y el trabajo conjunto.

Las competencias estratégicas

Muchas empresas hoy organizan eventos de “gaming”, es decir, de juegos en los que los empleados son divididos en equipos y compiten para ganar un premio mayor. Uno de los preferidos en estos tiempos son las batallas de paintball, que requieren de estrategia conjunta para que haya un “equipo» ganador.

Leer  Consejos para escoger el mejor lugar de la casa para organizar un evento

Otros prefieren evitar este concepto de un único grupo ganador, eligiendo eventos de múltiples actividades, de modo que diversos grupos de trabajo tengan su oportunidad de resultar “ganadores”. Esos incluyen las competiciones con distintas actividades (armado de puzles, resolución de conflictos, carreras, destrezas físicas y algunas más). Así se fomenta el concepto de trabajo en equipo, y se reduce la frustración por no resultar ganador.

Ideas para hacer eventos de team building

Algunas buenas ideas para hacer eventos de team building compuestos incluyen:

  • Brinda una caja misteriosa repleta de todo tipo de elementos (desde disfraces hasta objetos de oficina). El objetivo es crear un objeto listo para vender usando sólo lo que hay en la caja, en sólo 10 minutos de trabajo.
  • Organiza una búsqueda del tesoro en el que los equipos deban hallar pistas y resolver preguntas de ingenio de diversas temáticas.
  • Organiza una carrera de postas llevando un huevo sujetando una cuchara con la boca, con los pies atados, con las piernas embolsadas o todo el equipo atado en un círculo, en torno a la cintura, en el que algunos deban correr hacia adelante, otros hacia los lados y otros hacia atrás, en conjunto.
  • Crea una suerte de clase de cocina en la que cada equipo, siguiendo a su líder, deba replicar algún platillo “difícil” de preparar.
  • Propón un tema y dale a los equipos disfraces (siquiera papeles de colores): cada grupo debe armar un guión y presentar su obra a los demás.
  • Organiza actividades físicas fáciles para que sean cumplidas por un miembro de cada equipo por vez. Si el grupo tiene 5 miembros, debe haber al menos 5 actividades. Puedes incluir: encesta pelotas en aros, darle al blanco con catapultas de bolas con velcro, crear burbujas gigantes, saltar anillas entrecruzadas, pasar por un pasamanos usando solo los brazos, o actividades adaptadas de twister, ajedrez humano u otras.

Sólo usa tu imaginación y diseña actividades que requieran de la mente conjunta de los grupos de trabajo para poder cumplirse. Un día de team building hará maravillas por la productividad de tu plantel laboral, mucho más cuando integres estas jornadas lúdicas dos o más veces por año.

Te gusto esta nota?
Total: 0 - Promedio: 0]

Deja un comentario