Claves para planificar un discurso y hablar en público sin miedo

Claves para planificar un discurso y hablar en público sin miedo

Cómo organizar un discurso para hablar en público
Hablar en público puede ser atemorizante, pero con organización no sufrirás problemas

Cómo organizar un discurso para hablar en público
La mejor manera de vencer el miedo a hablar en público es organizando previamente el discurso, practicando, y pasando una y otra vez por esa situación

Cómo organizar un discurso para hablar en público

Ya sea la presentación de un informe en el trabajo, la bienvenida en un evento social, proponer una nueva idea en el comité o lo que sea, hablar en público puede ser atemorizante. De hecho, este miedo ocupa un alto espacio en la escala de los mayores temores de la humanidad.

Pero como en absolutamente cualquier otra tarea, con un poco de organización y planificación podrás dar el mejor discurso, oratoria o presentación de tu existencia, fácil, sin ahogarte, sin olvidar puntos, y con total confianza.

Preparar el contenido antes del discurso

En cualquier situación en la que debas hablar, lo mejor es planificar de antemano el contenido. En especial si ya sabes que deberás hacerlo en público. Es fundamental escribir el informe, el proyecto, lo que sea, y leerlo algunas veces para conocerlo en su totalidad.

Toma nota de las palabras clave principales y apúntalas en un papel o ficha, para tenerla a mano al momento de hacer tu presentación. Si se trata de un informe podrás tenerlas a la vista, y en el caso de eventos sociales (en los que necesites aparentar más improvisación y menos formalidad) podrás siquiera darle un vistazo conforme vas caminando al podio, o unos minutos antes de hablar en público.

Leer  Consejos para organizar las deudas y cancelarlas

Cómo practicar para hablar en público

Es tan simple como eso: el temor de hablar en público desaparece cuanto más hables en público. Muy lejos de ser una paradoja o un castigo, esta exposición es precisamente la que te ayudará a comprender que, en verdad, no es tan terrible como piensas. Y para vencer el temor, obtener soltura y destacar cuando debas hacer informes, lo mejor es practicar donde y cuando puedas.

Aprovecha las reuniones familiares para dar la bienvenida a toda tu familia, para hablar unas palabras de amor y agradecimiento, o para saludarlos justo antes de la comida. Aprovecha las reuniones con amigos para contar un buen chiste, o sobre la última película que fuiste a ver al cine. Recuerda: cuanto más hables en público, más fácil se hará. Y podrás dirigirte a grupos mayores, más formales (y hasta más “duros”, como el Comité de Directorio) con mucha más soltura.

En definitiva, tener soltura te ayudará a sortear mejor los obstáculos que puedan aparecer, las equivocaciones que puedas cometer, y hasta las interrupciones de algún asistente en la audiencia que hace pregunta tras pregunta. Sólo planificando y conociendo bien el contenido, teniendo todo lo necesario para esa oratoria, y practicando un poco de antemano te convertirás en un As de la palabra en público.

Te gusto esta nota?
Total: 0 - Promedio: 0]
Más en esta categoría:

Deja un comentario