Consejos para mantener la alacena ordenada

Consejos para mantener la alacena ordenada

¿Cómo organizar la alacena?
Una buena forma de ordenar la alacena es colocar todo lo del desayuno en un costado, todo lo de las comidas en otro, los condimentos y aderezos juntos, etc.

¿Cómo organizar la alacena?
La alacena guarda esos alimentos que irán a parar a nuestros platos. Es mejor mantenerlos ordenados y en buen estado.

Porque organizar la alacena

Muchas veces nos pasa que llegamos del mercado con la bolsa llena de conservas y alimentos para guardar, y al abrir los armarios de la cocina, nos damos cuenta que tenemos más cosas de las que creíamos…

El problema allí seguro no es la cantidad, sino el desorden… a medida que vamos usando las cosas no volvemos a acomodarlas específicamente como estaban, y de a poco la alacena ordenada y limpita se transforma en un caos.

Para mantener cierto orden en la despensa y que cada vez sea más sencillo hacer la lista del mercado, o volver a ordenar los anaqueles, te proponemos una serie de ideas:

Consejos para organizar la alacena

Primero, quita todo lo que tengas guardado y limpia bien los anaqueles. Luego, mira todos los productos que tenías dentro de la alacena y comienza a ordenarlos sobre la mesada o la mesa.

Junta todas las latas, los paquetes, las cajas y los sobres. Una buena forma de ordenar la alacena es colocar todo lo del desayuno en un costado, todo lo de las comidas en otro, los condimentos y aderezos juntos y así. Pondrás en medio lo que sirve para ambos. Otra forma es colocando todos las latas juntas, los alimentos no perecederos como harinas, pastas secas y arroz, etc.

Una vez que hayas elegido el método de orden que te gusta, comienza a guardar. Una buena idea es colocar en los estantes más altos o lugares de difícil acceso los alimentos que compras en más de una unidad, o los elementos de higiene que están cerrados, es decir, usa esos lugares como depósito para guardar lo que no se usa seguido.

Leer  Ideas para mantener organizada nuestra casilla de email

En los otros anaqueles, comienza a guardar los alimentos que consumes más seguido. Si en la familia hay pequeños que se hacen solos el desayuno o la merienda, recuerda dejar a su alcance los alimentos que usan.

Si tienes muchos condimentos y alimentos en sobres que se utilizan de a poco y se guardan abiertos, lo mejor es que los acomodes en una caja o en tarros, así podrás conservarlos mejor de la humedad y evitas que se caigan y derramen.

Respecto a los utensilios de cocina, cuando estés ordenando verifica la necesidad de colocar ganchos en las puertas o paredes de los muebles, para colgar los elementos grandes que no entran cómodos en los compartimentos de los cajones.

Buena suerte y a ordenar… 

Te gusto esta nota?
Total: 0 - Promedio: 0]

Deja un comentario