Un método para controlar los gastos y organizar el presupuesto

Un método para controlar los gastos y organizar el presupuesto

Cómo organizar el presupuesto de gastos
Al organizar el presupuesto, notaremos en qué y cuánto gastamos

Cómo organizar el presupuesto de gastos
Organizar los gastos mensuales es un trabajo que debemos hacer si vemos que no nos alcanza el dinero. Aquí te contamos una técnica para llevar el control.

Cómo llevar el control de gastos

Cuando nos vamos a vivir solos o comenzamos a utilizar nuestro propio dinero, los primeros traspiés son provocados por la falta de organización en el presupuesto. Ni hablar si tenemos una familia… los gastos no organizados pueden provocar un caos.

Existen diferentes formas de organizar el dinero disponible, podemos utilizar lápiz y papel, una hoja de Excel o un programa de finanzas, pero la clave es la constancia y la metodología diaria.

Al organizar el presupuesto, notaremos en qué y cuánto gastamos nuestros ingresos; esto nos ayudará a utilizar mejor el dinero, y a ahorrar si es posible.

La idea de organizar el presupuesto es distribuir el dinero para cada uno de los gastos fijos que tenemos que costear, para luego darnos cuenta si es o no suficiente, o con cuánto dinero extra contaremos para guardar o gastar en algún gustillo.

Cómo calcular gastos para organizar el presupuesto

Lo primero será sentarnos y definir el monto de dinero real que ingresa todos los meses. Luego, haremos una lista con los gastos fijos que debemos pagar mensualmente (luz, gas, teléfono, internet, agua, alquiler, tarjeta de crédito, cuenta en el banco, etc.). Este es el paso más complejo porque no debemos omitir ninguno, por menor que sea; incluiremos cigarrillos, medicamentos, o cualquier otra cosa que compremos todos los meses.

Leer  Consejos para elegir un servicio de banquetes o catering para tu evento

Como tercer paso, podemos decidir disponer de una cantidad fija para gastos de alimentos o vestimenta, esto depende del estilo de vida que llevamos. Lo mejor es hacer un presupuesto del gasto mensual de comidas, pensando en carnes, vegetales, lácteos y conservas, así tendremos la comida siempre asegurada.

Una vez que sabemos en qué estamos obligados a gastar y hemos repartido la cantidad de dinero disponible, nos enfrentaremos a la realidad: nos alcanza justo, nos sobra un poco o no llegamos.

Si nos alcanza justo o no llegamos a cubrir los gastos, tendremos que buscar la forma de ahorrar ajustando los costos donde nos sea posible: cambiar el plan de telefonía o internet, cambiar el sistema de seguro, no usar tanto el coche, lo que sea posible disminuir, por poco que aporte.

Si nos sobra dinero, entonces tendremos la posibilidad de ahorrar para hacer una compra importante, para las vacaciones o para darnos algún gustillo de vez en cuando.

De cualquier forma, lo más importante es anotar todos y cada uno de los gastos que se hacen durante el día. Haciendo esto, nos daremos cuenta de cómo gastamos el dinero y dónde podemos ahorrar, tendremos pleno control de nuestros ingresos y sabremos rápidamente cómo ajustar en caso que sea necesario.

Te gusto esta nota?
Total: 0 - Promedio: 0]

Deja un comentario