Consejos para ordenar y embalar todo para una mudanza

Consejos para ordenar y embalar todo para una mudanza

Cómo embalar para una mudanza
Al momento de esperar el camión para mudarte, coloca más cerca de la puerta todo lo que puedas.

Cómo embalar para una mudanza
Cuando embalamos para una mudanza nos encontramos con cosas que están de más. Lo ideal es deshacerse de lo que no sirve y preparar ordenadamente los bultos.

Embalando para una mudanza

Una mudanza es todo un acontecimiento. Por lo general, uno la planifica con anticipación, pero el tiempo nunca parece alcanzar y cuando comenzamos a embalar para la mudanza, nos damos cuenta que tenemos más cosas de las que creíamos.

Para que la mudanza no se convierta en una situación estresante, aquí una serie de consejos para organizarte mejor.

Deshazte de lo inútil

Lo primero que hay que hacer, al igual que cuando organizas tu ropero o tus zapatos, es ordenar cada habitación y deshacerte de las cosas que no usarás más y las que no quieres llevarte. Si tienes algunos objetos que pueden ser útiles para otras personas considera donarlos a alguna institución o regalarlos. Revisa todos los rincones, gavetas y estantes.

Prepara las cajas

Si contratas a una compañía que te ofrece los elementos para almacenar las pertenencias, procura tener los elementos con 1 mes de anticipación. Si no te ofrecen los elementos, consigue cajas resistentes y de buen tamaño para que puedas hacer la menor cantidad de bultos posibles. También consigue mantas y papel periódico para tapar y envolver los electrodomésticos o cosas delicadas.

Lo primordial es que marques cada caja con etiquetas visibles que indiquen su contenido y si puedes, incluso hasta la cantidad. Por ejemplo: 25 libros o juegos de copas y vasos, cubiertos, etc.

Leer  Consejos para planificar qué comprar y qué no

Guarda todo de forma ordenada

Comienza entonces a guardar la ropa que está fuera de temporada, la vajilla que no se usa con frecuencia y embala personalmente los objetos delicados.

Como estás a un mes, puedes dejar a mano un juego de sábanas para cambiar las que estas usando, un juego de toallas y la vajilla para cocinar durante ese mes, el resto puedes guardarlo. Los libros y otros objetos podrán ser embalados también primero.

La ropa de uso que no has guardado hasta último momento, se trasladará mejor si la guardas en maletas o bolsos.

Haz una lista con todos los muebles y los electrodomésticos que tienes, para que cuando los bajes en la nueva casa no te falte ninguno.

En el día de la mudanza

Al momento de esperar el camión para mudarte, coloca más cerca de la puerta todo lo que puedas para alivianar el trabajo de los cargadores y verifica dónde se guarda cada cosa, para luego estar atenta cuando las bajen.

Te gusto esta nota?
Total: 0 - Promedio: 0]

Deja un comentario