Tips para elegir el color de ambientación de un evento

Tips para elegir el color de ambientación de un evento

Cómo elegir el color de un evento
A la hora de ambientar una celebración podemos seguir un color en particular según lo que queramos representar

Cómo elegir el color de un evento
Sea un cumpleaños, un aniversario, fiesta de graduación o de bienvenida, los encuentros se hacen más especiales cuando tienen una temática bien definida, y un color que las caracterice.

Eligiendo un color para ambientar

A la hora de ambientar una celebración podemos seguir un color en particular, pero no se trata de tomar un tono sin ton ni son, sino de escogerlo a conciencia, según lo que queramos representar.

Cada color, como bien sabemos, tiene una influencia en nuestros sentidos. Podemos tener en cuenta estas definiciones para escoger el tinte de la celebración, comunicando a los invitados ciertas percepciones o intentando lograr un ambiente definido a partir del color que se luce en la mantelería, la vajilla, las invitaciones, las decoraciones y hasta la iluminación.

Colores según las emociones y mensajes

  • El blanco, tradicional para las novias y los eventos religiosos, es el de la pureza. Representa calma, inocencia y luminosidad, y es uno de los más utilizados para todo tipo de eventos. Además, permite destacar tonos específicos en puntos determinados (como en los centros de mesa sobre mantelería y vajilla blanca, por ejemplo, o la faja de la novia y la corbata del novio en una boda). No se debe abusar de él salvo que se busque lograr un ambiente de absoluta calma. Ten cuidado con la lista de invitados, particularmente en eventos del trabajo: en la cultura india y muchas de las orientales, el blanco es el color del luto.
  • El negro es poco usado en las fiestas, salvo en las adolescentes de tipo discoteca. En nuestra sociedad puede ser lúgubre cuando abusamos de él. Pero combinado con el blanco y otros tonos más llamativos permite percepciones de misterio, elegancia, glamour y sobriedad.
  • El anaranjado es alegre, divertido, y evoca en nuestra mente la prosperidad y la fertilidad. Ideal para aniversarios, cumpleaños de jóvenes, fiestas de bienvenida de bebé (o “despedida de panza”) sin conocer el sexo y para reuniones laborales.
  • El rojo es definitivamente el tono para las fiestas energéticas y bien eléctricas. Es el de la pasión, del amor (por eso se lo usa mucho junto con el blanco para las bodas) y de la sensualidad. En una celebración de tipo discoteca, junto con el negro, puede ser algo sensual, adecuado para adultos pero no para adolescentes.
  • El amarillo es un color alegre, divertido para los niños en sus celebraciones, y es también el adecuado para festejos religiosos, en especial el bautismo, la Primera Comunión y también la Confirmación. Combinado con el blanco y el ocre puede tener un toque elegante, femenino y de sabiduría e iluminación.
  • El azul es el color masculino por excelencia, pero también es de la serenidad y la tranquilidad. Usado en diversos tonos, puede ser genial para una celebración de bienvenidas, de despedidas y graduaciones. También es el más elegido para bar mitzvá y festejos griegos, por los tonos de ambas banderas.
  • El violeta es el color de la iluminación y la transmutación. Es calmo, sereno, se relaciona a la riqueza y a la jerarquía. Elígelo para bodas, fiestas en la oficina y también combinado con otros (como verdes) para festejos adolescentes.
  • El verde es el de la paz, la esperanza y la contemplación, genial para celebraciones familiares y reconciliaciones. En el trabajo permitirá encuentros tranquilos y llamativos, y es ideal para fiestas de día.
Te gusto esta nota?
Total: 0 - Promedio: 0]

Deja un comentario