Cómo aplicar el método SMART para lograr tus metas

Cómo aplicar el método SMART para lograr tus metas

Cómo definir tus metas: el método SMART
El método recibe su nombre por la sigla que identifica a los vocablos en inglés: Specific, Measurable, Achievable, Realistic, Timed.

Cómo definir tus metas: el método SMART
Aquí te contamos sobre uno de los más populares métodos para establecer las metas, que ha sido denominado el “método SMART”. Conoce más, y aplícalo a todos tus días.

¿Qué es el método SMART?

El método recibe su nombre por la sigla que identifica a los vocablos en inglés: Specific, Measurable, Achievable, Realistic, Timed, que podrían traducirse como Específica, Medible, Alcanzable, Realista y Con Tiempos Definidos. Son las claves que te permiten no sólo escoger, sino también determinar y reformular tus metas para que sean bien claras, y no sólo ideas que quedan flotando por ahí.

Las 5 características de tus metas

De este modo, cada una de las metas que definas en tu proyecto deben ser:

  • Específica: Concreta, bien definida, precisa y detallada. Una meta como “quiero relajarme” es demasiado amplia, muy diferente a una como “voy tener un día de spa donde recibir masajes y baños para relajar mi cuerpo y mente”. ¿Notas la diferencia?
  • Medible: Cuantificable, debe poder expresarse en números que definan cantidades, fechas, horas y demás. En nuestro ejemplo, podemos ampliar la meta en “voy tener un día de spa donde recibir 2 tipos de masajes y 3 tipos de baños para relajar mi cuerpo y mente”.
  • Alcanzable: Una meta que sea posible de lograr, sin depender exclusivamente de condiciones ajenas ni de supuestos. Debes poder acceder a los recursos que te ayuden a alcanzarla: decir que vas a tener ese día de spa bajo la lluvia no sería alcanzable, pues no controlas el clima, y sería tan inútil como decir que “vas a crecer 10 centímetros de estatura por pura voluntad”.
  • Realista: Muy similar a la característica anterior, tus metas deben ser realistas, posibles de lograr. Si estableces como objetivo el de “correr 2 kilómetros por día” será realista, pero “correr 150 kilómetros por día” seguramente no. En nuestro ejemplo, podríamos averiguar qué sitios ofrecen ese tipo de masajes que queremos recibir, y agregarlo a nuestra meta en testimonio de nuestra investigación: “voy tener un día de spa donde recibir 2 tipos de masajes y 3 tipos de baños para relajar mi cuerpo y mente, en ‘tal’ sitio”.
  • Con Tiempos Definidos: Tus metas deben ser claras en cuanto al tiempo de su ejecución y finalización. Debes saber cuándo la iniciarás y cuándo has de finalizarla, y no dejándola al azar. En nuestro ejemplo, podrías definirla mejor indicándola como “voy tener un día de spa donde recibir 2 tipos de masajes y 3 tipos de baños para relajar mi cuerpo y mente, el miércoles de 17 a 19 horas”.

Pon a prueba el método SMART para definir tus metas, y lograrás hacer planes y proyectos mucho más alcanzables, realistas, y posibles de lograr en menos tiempo.

Leer  Todos los detalles para organizar un campamento sin que te falte nada
Te gusto esta nota?
Total: 0 - Promedio: 0]

Deja un comentario