Claves para crear un hábito y ser más organizado

Claves para crear un hábito y ser más organizado

Cómo convertirte en una persona organizada
Hazte el hábito de tener cada cosa en su sitio y mantendrás una vida organizada.

Cómo convertirte en una persona organizada
Para ser organizado, debes comenzar planificando una estrategia que te ayude a crear el hábito. Aquí tienes algunas claves para lograrlo.

Tips para crear el hábito y ser más organizado

Nadie nace con habilidades supernaturales para la organización. Todo lo contrario: somos todos igualmente capaces de ser ordenados, prácticos y hábiles para cualquier planificación exitosa. El truco aquí está en reconocer esta capacidad, cultivarla y convertirla en un hábito que cumplamos sin siquiera notarlo.

Creando la organización inicial

Hazlo a con ciencia. Sea una habitación, tu agenda, los archivos del ordenador o lo que sea, crea un orden que simplifique el uso de ese sitio o elemento. Una buena manera de lograrlo es tomar todos los elementos intervinientes y acomodarlos en montones en una mesa, o crear una lista en papel con los ítems que intervengan en el orden (por ejemplo, los temas que quieras distinguir en tu agenda, como pagos, cobros, tareas pendientes y más).

Una vez que los tengas, establece la prioridad de la organización, el orden en el que quieras acomodarlos de acuerdo al mayor o menor uso que hagas de ese ítem. Finalmente, toma los montones de elementos o los documentos, y organízalos en su categoría. Es una tarea que puede tomar algún tiempo, pero el resultado final será una organización genial, simple y hecha a tu medida.

Usa y guarda cada cosa en su lugar

Cuando haces la organización inicial, estableces un sitio para cada cosa. Lo siguiente es crear el hábito de volver las cosas a su sitio ni bien las termines de usar. Así sea el bolígrafo que usaste para escribir en tu agenda: una vez utilizado, vuélvelo al lapicero, a la pestaña que lo sujeta, al cajón donde hayas dispuesto guardar los elementos de escritorio.

Al cocinar, por ejemplo, si terminas de picar una cebolla coloca el cuchillo y la tabla en la batea y, mientras cocinas, lávalos, sécalos y guárdalos. Cuando termines con el platillo, la cocina estará impecable. Lo mismo en el taller, en el cuarto de actividades, en la oficina o donde sea. Hazte el hábito de regresar las cosas a su sitio, y mantendrás una vida organizada.

Simplifica y personaliza tu organización

 Es la clave para mantener tus planes bien encaminados y tus estancias bien organizadas: personaliza las acciones a tu medida. Si gustas de estudiar o trabajar en la sala, entonces crea allí el sitio de guarda para tus elementos. Si eres de planificar tu agenda semanal desde tu cama, entonces coloca tu agenda, bolígrafo, calculadora y todo elemento que necesites en la mesa de noche. De este modo, teniendo el sitio de guarda a mano, lograrás mantener todo en su sitio y optimizarás el uso de tu tiempo.

Usa recordatorios durante las primeras semanas de tu organización, que te recuerden volver a guardar, o el sitio de guarda de cada cosa. Puedes valerte de papeles adhesivos (post it) en el frente de los cajones, o en el espejo del baño para que te recuerde lo que debes hacer. En pocos días habrás creado el hábito, y podrás deshacerte de estas notitas de recordatorio.

Te gusto esta nota?
Total: 0 - Promedio: 0]
Más en esta categoría:

Deja un comentario