Consejos para recortar una lista con muchos invitados

Consejos para recortar una lista con muchos invitados

Cómo acortar una lista de invitados
Armar la lista de invitados para un casamiento suele ser la tarea más dificil

Cómo acortar una lista de invitados
A todos nos gustaría una fiesta con miles de invitados dónde nadie quede afuera, pero la realidad es otra y debemos hacer algo difícil. ¿Cómo limitar la lista de invitados?

Cuando nos disponemos a organizar la lista de invitados para cualquier evento social, nos damos cuenta que tenemos un montón de gente conocida que no podemos dejar afuera, pero el presupuesto nos obliga a seleccionarla.

La lista de invitados suele ser lo más difícil de la organización de un evento. Siempre comenzamos con la familia, anotamos en la lista desde los parientes más lejanos hasta los más cercanos; luego seguimos con los amigos y nos acordamos de aquellos que nos acompañaron durante la infancia, y como este es un momento tan especial, nos da ganas de volver a verlos. Seguimos con los compañeros de trabajo, los compañeros de estudio y los amigos, todos junto a sus acompañantes e hijos… y esta será sólo la lista personal, si es un casamiento faltan los mismos invitados pero de nuestra pareja.

Clasifica los invitados de tu lista

Un horror, no hay presupuesto ni salón que alcance para una fiesta de ¡1500 invitados!. Puede que exageremos un poco, pero es para entrar en tema… la pregunta fatal es, ¿cómo hago para recortar la lista de invitados?

Una buena técnica es hacer una lista de personas por categoría. No decimos que tengas invitados de primera y otros de cuarta, pero si puedes encontrar a los imprescindibles si haces lo siguiente:

  • Invitaciones obligatorias: son los familiares más cercanos (padres, hermanos, tíos, padrinos) y las personas más interesadas según el acontecimiento (jefe, directivos, clientes, amigos)
  • Invitaciones interesantes: son las personas cuya presencia es importante y enriquece la celebración (amigos con buena onda, personalidades conocidas)
  • Invitaciones deseadas: son las personas que deseamos que estén en nuestra fiesta, lo más probable es que no asistan, pero nos gustaría que lleguen (amigos que hace tiempo que no vemos, personas importantes de la comunidad o que vivan lejos)
  • Invitaciones no tan deseadas: son las personas que por algún motivo, sincero y real, no nos gustaría que estén en la fiesta, pero hay que ponerlas en la lista porque tienen alguna relación particular con el homenajeado o con el evento.
Leer  Pasos para organizar la cochera

Colocando a cada persona en su categoría, sabremos por dónde empezar a recortar la lista de invitados. También ten en cuenta que no queda para nada descortés no invitar a toda la familia de una persona, pero sí queda bien que se le permita llegar con un acompañante.

Te gusto esta nota?
Total: 0 - Promedio: 0]
Más en esta categoría:

Deja un comentario