Organiza tus tareas anuales de jardinería con esta agenda

Organiza tus tareas anuales de jardinería con esta agenda

Agenda para cuidar el jardín cada mes
Aquí te proponemos una lista de tareas de jardinería que se deben cumplir cada mes

Agenda para cuidar el jardín cada mes
Con esta agenda por mes sabrás qué sembrar y cómo cuidar de tu jardín en cada época del año

Agenda para cuidar el jardín todo el año

El jardín no sólo requiere atenciones en la estación cálida, sino a lo largo de todo el año. Para organizarte y no dejar todo para el último momento, aquí te proponemos una lista de tareas de jardinería que se deben cumplir cada mes, para que puedas también dividirlas en las semanas y hasta en los días en los que puedas dedicarle algunos minutos a la habitación más extensa del hogar.

Agenda para cuidar el jardín en los meses de calor

Cuando llega la primavera (septiembre o marzo, según el hemisferio) es el momento de rastrillar la tierra y renovar el fertilizante, para sembrar las bellas flores de estación. Revisa las que pasaron el invierno, quitando partes secas o dañadas, y aumenta la frecuencia del riego.

Al mes siguiente, talla los setos y los arbustos, y quita la materia orgánica suelta del piso para evitar pudrición. Puedes continuar o repetir la siembra de claveles, capuchinas y otras flores, y sembrar en la huerta lechugas, apios, pimientos, pepinos y muchas más. Ya que el clima es cálido, aprovecha para trasplantar.

En noviembre (o mayo) tienes que controlar los nuevos brotes y curar contra insectos, abonando abundantemente. Ya puedes cosechar la huerta de las variedades colocadas en el invierno, como puerros, cebollas, espinacas y algunas más. El mes siguiente,   tendrás que aumentar el riego (controlándolo), aumentar la flora de tu jardín con petunias, begonias y geranios, y cosechar las primeras frutas de estación.

En enero (o julio) tienes que repetir el abono y controlar el riego de acuerdo al cima, controla las flores y plantas por insectos y pestes, y también aprovecha el calor para plantar tomates, melones y sandías en la huerta. Hacia el mes siguiente, aprovecha para sembrar margaritas y violas, y duplica el cuidado de los rosales y de los geranios. En la huerta puedes sembrar coles, zanahorias y nabos, y cosechar ciruelas, albaricoques y otras frutas.

Leer  ¿Qué protocolo seguir en una reunión para tomar el té?

Agenda para cuidar el jardín en los meses fríos

Ante la llegada del invierno tendrás de disminuir la frecuencia del riego, no demasiado pero anticipando la estación. Puedes sembrar tulipanes, narcisos y Jacinto, y renovar la siembra del césped para adecuarlo a la época,  sembrando también nuevos setos y arbustos de flor.

Hacia abril (u octubre) tienes que configurar el sistema de riego automático, reduciéndolo. Puedes podar setos y arbustos estacionales, y aplicar productos nutrientes invernales en la primera dosis. Retira las hojas que ya hayan comenzado a caer. En la huerta puedes colocar espinacas, lechugas, calabazas y comenzar la poda de frutales, si ya hubiera habido heladas.

Al mes siguiente  debes sembrar y plantar los setos, arbustos y variedades de estación fría. Abona el jardín sin remover la tierra, para no congelar raíces con los primeros fríos. En la huerta puedes plantar puerros, brécol, acelga, ajos y cebollas, para que desarrollen raíces suficientes para el invierno.

En junio (o diciembre) debes retirar el resto de musgos y hojas del otoño, revisar las variedades de pulgones y parásitos, y hacer curaciones preventivas o correctivas donde sea necesario. Cubre las tierras con musgos secos y pajas para protegerlas del frío invernal, y complementa los cultivos con abonos líquidos y nutrientes apropiados.

  

En julio (enero) habrá que quitar las ramas secas y ya despojadas de sus hojas, conservando las más firmes para convertirlas en tutores luego. Si no lo has hecho ya, protege rosales, plantas trepadoras y las que necesiten del frío y de la quemada de la nieve, según el clima de tu ciudad. Este también es un buen mes para abonar el césped con mantillo, y de plantar alcachofas, espárragos y otras estacionales frías en el huerto.

Finalmente, en agosto (febrero en el hemisferio norte) tienes que podar los árboles grandes, y eliminar aquellos que se hayan secado o que hayan sufrido daños. Verifica las variedades de floración estival, respetando sus yemas al podarlos. Si ya ha cedido la nieve o el hielo, puedes comenzar a labrar y remover la tierra.

Te gusto esta nota?
Total: 0 - Promedio: 0]
Más en esta categoría:

Deja un comentario