Planifica la guarda de tus prendas de verano (Versión para imprimir)

Versión para imprimir

Versión para imprimir del artículo Planifica la guarda de tus prendas de verano . No incluye formatos especiales ni imágenes.
Planifica la guarda de tus prendas de verano
Presiona sobre el botón IMPRIMIR para imprimir el texto que se encuentra entre las lineas de puntos
http://organizaryplanear.com
Planifica la guarda de tus prendas de verano
Sigue estos consejos para guardar la ropa de verano y poder disfrutarla en condiciones el próximo año.

Tips para guardar las prendas de verano

Cuando se termina la temporada de calor, nuestros roperos empiezan a colmarse de abultados abrigos, indispensables para hacerle frente a la nueva estación. Le decimos un temporal adiós a las ropas livianas, a los trajes de baño y a las chanclas de goma, al menos por algunos meses hasta que el sol vuelva a asomarse con mayor calor.

 

Y es verdad que cada temporada nos dejamos seducir por las modas y las tendencias actuales, y comenzamos cada verano (y cada primavera, en verdad) con nuevos colores, estampados y diseños en novedosas prendas de vestir de todo tipo, lo cierto es que hay muchas otras que conservamos y reutilizamos un año tras otro, a diario o sólo como “reserva” para eventualidades. Por eso, cuando va terminando la estación de calor, comienza a planificar la guarda de tus prendas de verano para asegurarte de tenerlas impecables y siempre listas para la temporada siguiente.

 

Clasifica siempre

Dicen que el momento de dar guarda a las prendas es cuando han pasado ya 10 a 14 días en los que hayas usado algún abrigo, aunque sea uno liviano. Pero sólo tú y tu conocimiento del clima de tu ciudad sabrán cuándo es el momento adecuado para hacerlo. Lo que sí se repite, o al menos debería repetirse entre todos los hogares, es la clasificación inicial.

 

Prepara todas las ropas veraniegas colocándolas en la cama, en una mesa o en un sitio amplio y cómodo. Con mente fría y con una buena cuota de realismo, verifica si querrás conservar las prendas una por una para la siguiente estación: aunque adores esa vieja playera, si tiene un agujero quizás ya no convenga guardarla. Lo mismo puede aplicarse a las modas demasiado llamativas (que el año que viene no querrás usar, pues evidenciarías no estar “a la moda”), las prendas que ya no te queden, y también los elementos especiales para particularidades, como los trajes de baño de maternidad si en este verano estuviste encinta, o un pantalón amplio en la botamanga, si tuviste que tener un yeso luego de un accidente.

 

Cuando clasifiques, propón liberar al menos el 50% de las prendas y elementos de verano. Conserva sólo los que definitivamente vayas a reutilizar, como las gafas de sol, el calzado de playa, tus playeras y shorts favoritos, y prepara todo lo demás para donarlo a centros de caridad. Verás que cuando comience la próxima estación de calor estarás mucho más cómodo en comprarte todas las prendas nuevas que quieras, sin quedarte sin las antiguas que tanto adoras.

 

Planifica la guarda de tus prendas de verano

Ya que hayas separado y clasificado todo lo que vayas a conservar, es el momento de darle un lavado adecuado y profundo. Hazlo con agua no tan caliente (pero tampoco fía, sino a unos 30°C a 50°C) para asegurarte de quitar los restos de grasas y aceites de las prendas, habituales tras el uso de protectores solares, cremas hidratantes, tónicos post solares y más. Puedes usar suavizante para telas, si prefieres, o simplemente agregar un poco de vinagre blanco al último ciclo del lavado para proteger las fibras y evitar los aromas concentrados de la guarda.

 

Seca las prendas al sol siempre que puedas. Verifica que estén 100% libres de humedad, y ahora dóblalas adecuadamente, evitando la formación de arrugas pronunciadas, pues los meses de guarda podrían marcar las fibras. Utiliza papel de seda banco para separar las “capas” de telas, y favorecer la eliminación posterior de arrugas.

 

Ahora, guarda las prendas bien dobladas dentro de bolsas de vacío o, si no las tienes, dentro de bolsas plásticas bien cerradas (agrega unas ramitas de lavanda o bolitas de naftalina, y uno o dos paquetes de gel de sílice para evitar los insectos, hongos, moho y humedad) y luego en cajas más rígidas, para que no reciban peso que favorezca las arrugas. Planifica la guarda de tus prendas de verano con tiempo, y te asegurarás de tener un closet impecable para cualquier estación del año.

Texto extraido de: http://organizaryplanear.com
Enlace: http://organizaryplanear.com/n/7759/planifica-la-guarda-de-tus-prendas-de-verano.html
Planifica la guarda de tus prendas de verano
Presiona sobre el botón IMPRIMIR para imprimir el texto que se encuentra entre las lineas de puntos
Inicio de Organizar y planear